Francia pyrenees atlantiques 2009

Nuestro recorrido por la zona de la Aquitania francesa formo parte de una escapada por el norte de España. Decidimos visitar esta zona de la que tan bien nos habían hablado.




La primera localidad que decidimos visitar es la costera Biarritz. Durante siglos destino turístico de la alta burguesía francesa, posee como signo distintivo El Hotel du Palais, residencia de verano de Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III. Hoy en día es un hotel de lujo.




Mas o menos a la mitad de Biarritz existe un saliente rocoso desde el que tomar muy buenas fotos. Especialmente bonita me pareció la costa del sur, mas abrupta y con bellas edificaciones.




Mas al sur se encuentra la pequeña localidad de Saint Jean de Luz. Antiguo puerto pesquero de relevancia hoy en día es mas conocido por su ámbito turístico.




Me resultaron especialmente curiosas estas pasarelas que unían la segunda planta de las casas con el paseo marítimo.




A pesar de encontrarnos en territorio francés, la arquitectura era idéntica a la que encontramos en toda la cornisa cantábrica al otro lado de la frontera.




En esta foto sacada desde el monte Jaizkibel, se puede ver la frontera franco-española en la desembocadura del Bidasoa. En primer termino se encuentra Fuenterrabía/Hondarribia, al otro lado del río, ya en territorio francés Hendaya. Lugar de la famosa reunión entre Franco y Hitler durante la segunda guerra mundial.




El Bidasoa conforma la frontera entre las localidades de Hendaya (Francia) e Irún (España). En medio del río, se encuentra esta pequeña isla, en apariencia sin la menor importancia, pero que supone uno de los lugares mas curiosos de la geo-política mundial.



La isla de los Faisanes, pues ese es su nombre, es el condominio mas pequeño del mundo. Esto significa que de febrero a julio esta isla es española, mientras que de agosto a diciembre es francesa. Dicha peculiaridad viene de que aquí se firmó el tratado de paz de los pirineos en 1659 repartiéndose Francia y España todos los territorios en disputa, incluyendo este islote que quedo con dicho Statu quo.



En Hendaya se puede ver esta placa en francés que recuerda tal hecho. Y hasta aquí nuestro viaje por tierras galas, después de esto pusimos rumbo a San Sebastián y Bilbao ya en tierras españolas.